We use cookies to make sure our website better meets your expectations.
You can adjust your web browser's settings to stop accepting cookies. For further information, read our cookie policy.
SEARCH
IN Warsaw
Exchange Rates
Warsaw Stock Exchange - Indices
The Warsaw Voice » Real Estate » June 25, 2008
Expo 2008
You have to be logged in to use the ReadSpeaker utility and listen to a text. It's free-of-charge. Just log in to the site or register if you are not registered user yet.
La potencia del agua
June 25, 2008 By Michal Jeziorski   
Article's tools:
Print

En todo el mundo y, en particular en la Unión Europea, predomina la tendencia a incrementar la producción de energía eléctrica con fuentes renovables. Se trata de un proceso de larga duración que será realizado aún durante muchos años. En la economía polaca solamente las centrales eléctricas hidráulicas tienen mayor importancia.

Las fuentes de energía convencional se reducen sistemáticamente. Además, las tecnología usadas para explotar esas fuentes y transformar sus recursos, influyen de manera muy negativa sobre el estado del ambiente natural. Como consecuencia parece sensata la tendencia encaminada a reemplazar esas fuentes con otras más limpias desde el punto de vista ecológico de manera que su explotación mejore el estado del ambiente natural, reduzca la cantidad de desperdicios generados y permita ahorrar las riquezas naturales. Una buena solución del problema puede ser la energía hidráulica. Su mayor virtud es que no tiene mayor influencia negativa sobre el ambiente natural del hombre. Es una fuente de energía infalible y limpia que genera una emisión mínima de los llamados gases de invernadero.

Las centrales eléctricas hidráulicas se dividen en dos tipos, las de presa y las de agua fluyente. Las primeras aprovechan la energía de las aguas de los ríos de montaña, que son llamadas "carbón blanco". Los embalses, además de tener un gran valor como fuentes de energía, sirven también para almacenar el agua y equilibrar el nivel de las aguas de los ríos. El tiempo de trabajo de las centrales eléctricas de presa no puede ser fijo, porque depende de la cantidad de agua almacenada en el embalse. Una variedad de las centrales hidráulicas son las de derivación en las que el agua es conducida desde el embalse hasta la central situada por debajo de la presa. Esas centrales son construidas, por lo regular, en los ríos de montaña, por ejemplo, la central de Myczkowce en el río San. También se construyen las centrales hidráulicas para picos de consumo. Suelen ser instaladas entre dos embalses de agua, es decir, el superior y el inferior. Esas centrales hacen posible la acumulación de energía en los períodos en los que la demanda es baja, mediante el bombeo del agua del embalse inferior al superior. Cuando aumenta la demanda de energía la energía se libera mediante el flujo del agua del embalse superior al inferior lo cual se hace con ayuda de turbinas de agua. Las centrales de agua fluyente transforman directamente en las turbinas la energía cinética del agua que fluye por el cauce del río. Esas centrales pueden trabajar en la práctica ininterrumpidamente y su potencia depende del caudal de agua que fluye por sus instalaciones. Con el fin de aprovechar mejor las aguas fluyentes se construyen cascadas, conjunto de embalses y centrales distribuidos a lo largo del cauce del río.

El potencial energético de las aguas polacas se calcula en unos 12 TWh al año. Ese potencial se aprovecha actualmente en cerca de un 15 por ciento. La mayor concentración de recursos hidráulicos en Polonia se encuentra en la cuenca del Vístula (cerca del 68 por ciento del total), así como la cuenca del Oder y de los ríos de la zona costera (cerca de un 30 por ciento). Las centrales hidráulicas están instaladas en Polonia, principalmente, en la costa (en las provincias de Pomerania Occidental, Pomerania, Warmia y Mazuria). Hay también bastantes centrales hidráulicas en la parte norte de la provincia de Kujawy-Pomerania. Hoy funcionan en Polonia en total una 130 centrales hidráulicas industriales y otras 350 pequeñas centrales de ese tipo y otras fuentes de energía renovable. Las centrales hidráulicas pertenecen a varias empresas energéticas y a varias decenas de distribuidoras. Hay también centrales que pertenecen a particulares. De los 34.000 MW de potencia que tiene el sistema electroenergético polaco el 7 por ciento corresponde a las centrales hidráulicas (el 34 por ciento a las centrales de punta y bombeo).

Entre las principales centrales hidráulicas polacas hay que citar las de Solina, Zarnowiec y Czorsztyn-Niedzica. La central hidráulica más grande de Polonia situada a orillas del lago de Zarnowiec en la provincia de Pomerania fue puesta en marcha en 1983. El proyecto inicial preveía que funcionaría juntamente con una central atómica. Su potencia es de 800/716 MW. El embalse artificial construido en la cumbre de una colina, con una capacidad de casi 14 millones de metros cúbicos de agua y una superficie de 135 hectáreas (para hacerse una idea. 130 campos de fútbol) está situado cien metros sobre el nivel del lago de Zarnowiec hacia el que se transporta el agua por cuatro tuberías.

La presa y la central eléctrica de Solina fueron construidas en los años 1961-1968. Su altura máxima es de 82 metros, su longitud de orilla a orilla de 622 metros y el ancho en la corona 12 metros. La presa contiene 760.000 de metros cúbicos de agua. La presa funciona mecánicamente sin interrupción; el hormigón se estira y encoge y el agua fluye por pequeñas ranuras. La central hidráulica de Solina funciona como una central que interviene cuando es necesario y contribuye a la regulación de la oferta de energía en la red. Cuando el sistema energético del país registra un bache, entonces entra en acción la central de Solina. Basta un minuto desde el momento en que se acciona el botón, para que las instalaciones funcionen a pleno rendimiento. Y esa es la gran virtud de las centrales hidráulicas. Solita funciona, pues, como una instalación de emergencia que se ocupa de complementar el déficit de energía surgido en cualquier momento. Cuando el sistema vuelve a la normalidad, la central se desconecta y su labor es continuada por las centrales térmicas.

La historia de la construcción de la presa de Czorsztyn-Niedzica comenzó en el año 1905. Desea época son las primeras noticias sobre la construcción de un embalse artificial. La presa tiene una longitud de 404 metros y una altura de 60. La central de Czorsztyn es de punta y bombeo. Para ponerla a pleno rendimiento bastan tres o cuatro minutos. La presa de Czorsztyn contrarresta las crecidas, suministra agua a la región y garantiza el recreo a orillas del embalse.

La empresa más grande, poseedora de 23 centrales hidráulicas es la sociedad de accionista "Elektrownie Szczytowo-Pompowe" (ESP S.A.). La sociedad dispone de cerca del 75 por ciento de toda la potencia instalada en las centrales hidráulicas polacas. ESP S.A. ha realizado grandes inversiones en la protección del ambiente con el fin de evitar que contaminen las aguas las substancias derivadas del petróleo y otras substancias químicas. Asimismo se reocupa de que los peces no vean dificultada su migración hacia las fuentes de los ríos. La segunda mayor empresa es ZZW Czorsztyn-Niedzica-Sromowce Wyzne S.A. Otras centrales hidráulicas de mayor tamaño en las sociedades de distribución son: ESP Zydowo, propiedad de la Planta Energética de Slupsk S.A., EW Wloclawek, propiedad del Establecimiento Energético Torun S.A., EW Roznow, propiedad del Establecimiento Energético Cracovia S.A. Las pequeñas centrales hidráulicas y otras fuentes de energía renovable son con frecuencia propiedad de particulares. Pro en Polonia sigue habiendo varios miles de sitios en los que podrían ser construidas pequeñas centrales hidráulicas y varias decenas de sitios en los que podrían funcionar con éxito centrales de tamaño mediano.
© The Warsaw Voice 2010-2018
E-mail Marketing Powered by SARE